Cuatro paredes, una puerta

Antes de ir a vivir en una ciudad tienes que asegurarte el techo donde vas a pasar las calientes noches, y probablemente, los jodidos madrugones después de una noche de fiesta. Las dudas de si vivir en un piso compartido o en una residencia están en tu mente, y en la de cada uno, mientras el tiempo se acaba. Vivir en Granada, sea cuál sea tu decisión, estoy convencido que va a ser la acertada, contando que esta ciudad te ofrece paisajes de múltiples colores en cualquier lado. Me baso en mi humilde opinión y única experiencia, por el momento, de vivir fuera de casa de Doña Mamá y Don Papá.

Si es tu primer año que vas a vivir fuera de donde has estado hasta ahora, una ciudad que la pretendes disfrutar durante los 4 años siguientes, de los cuales depende de como te lo montes, serán más. Desde un buen inicio una de las mejores opciones es vivir en una residencia. En esta encontrarás un montón de compañeros de primero, como tú, también vivirán la experiencia. Gente genial, este año conocerás los que compartirás el tiempo durante tu estancia, aunque con el avance del tiempo más personas, que temprano se convertirán en amigos, se subirán para acompañarte en tu trayecto.

La mayoría de residencias están en las afueras de la ciudad, no te preocupes, con tus amigos al otro lado de la pared, la actividad social la tendrás más que garantizada. Además, tendrás más años para descubrir los secretos y curiosidades que guarda la ciudad, no los gastes todos el primer año. Aunque Granada, una ciudad hecha de detalles infinitos, te sorprende paso tras paso en la mirada de aquellos curiosos. Los siguientes años, con los amigos que hiciste en la resi, recorrerás el trayecto acompañados de estos que no olvidarás, déjate embaucar por las trampas para dejar el estudio para mañana, y disfruta del momento que te ofrecen las sonrisas y el cielo despejado.

Un piso de estudiantes, ideal para aprovechar un año intenso que quiere dejar huella, un recuerdo futuro que se quedará atrás definiéndolo irrepetible. En el centro de la ciudad entre la actividad imparable que ofrece al doblar cada esquina, detrás de cada puerta. No hay forma más envidiable de vivir formando una pequeña familia, que desde desconocidos, paso a paso dejas tus rarezas cotidianas más perversas fluir sin querer, lo que dicen, la confianza da asco. Con una vida dentro de casa, y los amigos esperando fuera, al sonar el timbre un ecosistema nuevo, sobretodo si lleváis mal el tema limpieza. Comparte, descubre y déjate sorprender.

Vive por Camino de Ronda, zona universitaria por excelencia al lado del centro y del ambiente granaíno. Disfruta en plaza de toros, un barrio con su identidad alejado del frenético ritmo. Descubre en calle Elvira y duerme inmerso en almohadas multiculturales. Estar en Granada ya es suficiente, en esta ciudad detallista, dale la oportunidad y deleita su encanto y el de todas las demás.

Guarda los recuerdos conjuntos por todos los rincones de la casa, deja la música reinar a su aire, hecha un bailoteo sin razón en la cocina, no caigas en la tentación de poner la lavadora el último día, fluye en un mundo interior creado por vosotros, recorre el pasillo mil veces al día, convierte la puerta en un puente, inunda vuestra casa de las sonrisas universitarias, de cubitos de hielo y de vasos robados a propósito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s